La  Facultad  de  Ciencias  de  la  Tierra  y  el  Mar  cuenta  con  las  siguientes  áreas estratégicas:

Gestión del riesgo y variabilidad climática

En esta área se reconoce que el calentamiento global puede causar alteraciones a los promedios climáticos locales, regionales y globales generando afectaciones directas a los diversos ecosistemas. Tanto los riesgos relacionados con el clima, como otros derivados de la actividad volcánica y tectónica existente en el país, deben  ser identificados, monitoreados y reducidos a través de actividades tendientes a disminuir la vulnerabilidad de los diversos sectores como la agricultura, los recursos hídricos, la seguridad alimentaria, la salud, el medio ambiente y los medios de subsistencia. Para la Facultad, la gestión y la prevención de los riesgos, implica el fortalecimiento de las capacidades locales, nacionales y regionales para diseñar e implementar medidas de adaptación que deriven en la reorientación de las políticas y los marcos institucionales tradicionales. 

Gestión y salud ambiental

La Facultad potencia la evaluación de los riesgos y daños a la salud provocados por la contaminación ambiental y la exposición a sustancias tóxicas, tales como los plaguicidas, metales y compuestos orgánicos  persistentes, así como la implementación de herramientas de diagnóstico ambiental que facilitan la evaluación, el seguimiento y la mejora del desempeño ambiental de sistemas, proyectos, obras y actividades, contribuyendo con el desarrollo sostenible local, regional y nacional.

Sistemas sostenibles de producción

Mediante esta área se propicia el desarrollo de conocimiento derivado que permita aumentar la resiliencia de los sistemas de producción frente a los múltiples riesgos relacionados con el cambio climático, variando los modelos actuales por nuevos que sean más diversificados, eficientes y amigables con el ambiente, en donde se estimule la generación de servicios ecosistémicos.

Manejo y conservación de recursos naturales

La Facultad genera enfoques de sustentabilidad ambiental que incentivan el manejo, la restauració  y la conservación de ecosistemas y sus especies, contribuyendo a garantizar el acceso sostenible de las actuales y las futuras generaciones. La integración de producción–conservación–restauración como componentes del
manejo de los recursos naturales, trata de superar las divisiones tradicionales permitiendo mantener a largo plazo la productividad de los recursos naturales y
los procesos ecológicos de los que dependen y así poder restaurar ecosistemas degradados o recursos disminuidos.

Territorio y ambiente

Esta área de conocimiento busca estudiar las relaciones que se establecen entre las actividades económicas y los componentes físicos, sociales y políticos del territorio; los fenómenos naturales que ocurren en la superficie terrestre y las interacciones humanas con el ambiente, desde una perspectiva espacial; así como la creación prospectiva de estrategias de desarrollo territorial mediante el análisis de marcos reguladores y el fortalecimiento de los procesos de gestión institucional y participativa del ordenamiento.